San Juan y sus calles post covid

Un viaje de Orlando a Puerto Rico, Dos distintos protocolos sanitarios.

Por: JPG

De los muchos sitios para vacacionar en la Unión Americana, hay dos que atraen muchísimos turistas, ya sea por la fantasía y parques temáticos en uno o por el encanto del Caribe y el sabor latino del otro, te hablo de Orlando Florida y de Puerto Rico.

Ya entrado diciembre y con la Navidad y año nuevo a la vuelta de la esquina, muchas personas se disponen a tomar vacaciones, que a decir verdad en época de pandemia suena algo raro pero es así, de los sitios consentidos es Orlando, Florida o la deliciosa playa para descansar al ritmo de las olas, estar al aire libre y confiando en los poderes curativos del agua de mar.

Por lo anterior comparto la experiencia de un vuelo que abarca ambos destinos: Orlando-San Juan-Orlando.

El primer vuelo

En  el aeropuerto Internacional de Orlando, encuentras muchas estaciones con gel antibacterial, hasta hace algunas semanas, el 99% de los vuelos eran domésticos, sólo un par de vuelos eran internacionales, por ejemplo  las rutas a  Cancún o  Santo Domingo. 

Los empleados del aeropuerto como todos los que en el laboran en él, tienen el mínimo contacto con las viajeros, esto te da seguridad de que extreman medidas sanitarias, por lo que respecta a los agentes del TSA, no tienen contacto contigo mas que cuando requieren identificarte te piden te bajes la mascarilla para ver tu rostro comparándolo con el documento que presentas.

Una vez cruzando el área de revisión, tanto la la sala y puerta de abordaje tenían muy pocas personas, pues en ese horario solo había dos vuelos programados a la misma hora, el abordaje fue rápido y ordenado, por el lugar existen diversas áreas de sanitización con toallas desinfectantes y gel.

Durante el vuelo se respeta el espacio de los asientos del medio para quienes viajaban solos, algunos vuelos han autorizado el servicio de snacks y bebidas el cual anteriormente estaba cancelado para no arriesgar a la tripulación.

Ya en Puerto Rico, la salida del avión fue extremadamente ordenada, tal y como en iglesia salías por filas y nadie intentando salir antes ni bajando maletas, el aeropuerto contaba con un trafico de personas bajísimo, tiendas, restaurantes y estaciones de comida rápida cerrados con sus excepciones por supuesto  y pocos empleados del aeropuerto.

Una vez que recoges tu equipaje tienes dos opciones de salida del aeropuerto para ingresar a la Isla, la primera es llevar una prueba serológica negativa con menos de 72 horas de realización, lo cual acreditas con documentación a los oficiales que estas libre de COVID, la segunda opción es más lenta ya que si no cuentas con la prueba serológica  tienes que pasar a una pequeña entrevista donde toman datos personales, numero de vuelo y la dirección donde te hospedarás y por supuesto permanecer en cuarentena (con la nueva disposición serán solo 10 días en caso de no querer hacer una prueba en Puerto Rico, de hacerla serán 5 días), con esta alternativa durante la cuarentena estarás recibiendo mensajes de texto para monitorear si tienes algún síntoma.

La diferencia que encuentro entre las medidas de seguridad en Orlando y Puerto Rico son enormes, en la isla es indispensable el cubre bocas, la toma de temperatura y el gel antibacterial, básico para entrar a cualquier lugar público, pues dependiendo del giro del negocio cuentan con medidas restrictivas para su operación y funcionamiento, en Orlando el acceso es libre a muchos lugares,  las mascarillas no son exigidas en otros tantos, y la toma de temperatura rara vez te la hacen, con excepción de los parques temáticos o escuelas presenciales. Restaurantes y bares  están al 100% de su capacidad, por algo Orlando ya no sólo hospeda a Mickey Mouse, ya le esta agarrando gusto a tener otros huéspedes no tan gratos, las tazas de contagio no mienten …

Volviendo al tema del viaje, el regreso a Orlando fue tranquilo, el aeropuerto vacío, muy poca gente para la inspección  de seguridad, y la salida del avión no todas las personas salieron ordenadamente, en el avión solamente te hacen una cordial invitación a guardar cuarentena dejando al libre albedrío y consciencia de los viajeros la responsabilidad de su actuar, no te piden pruebas, información,  NADA.

 Cabe destacar que en estos últimos días, se instaló una estación de rastreo y vacunación de Covid-19, de hecho algunas lineas aéreas  estarán vendiendo pruebas de detección rápida del virus, y algunas aerolíneas venderán pruebas rápidas de detección del virus  para que a tu llegada a cualquier destino puedas presentar tu resultado negativo, esta prueba costara al rededor de $120.00 dólares 

Tengamos en consideración que  son muchos los factores que influyen  durante un vuelo y que incluso compartiendo el mismo las experiencias son diferentes, lo único que NO cambia es que se necesita tener consciencia de las medidas de seguridad y no poner en manos de nadie ni nada el destino de tu vida y salud, pues riesgo de contagiarse existe en cualquier lugar, recordemos  al viajar que alguien nos espera a nuestro regreso… aunque sea los del banco para cobrar.

JPG
IG @JCSGON

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s