Reporte del primer año de COVID-19 en Puerto Escondido

Por: Gina Machorro

Este último año ha sido una montaña rusa con la llegada del COVID-19 a Puerto. Algunos días parece una pesadilla, otros días, vemos la luz al final del camino. Entre tanto, hemos perdido gente conocida, unos jóvenes, otros no tan viejos.

¿Quieres saber qué pasó?

Algunas de las familias que ha dejado el Adoquín son los artesanos, se han ido a buscar ingresos al estado de Guerrero, planean volver cuando haya mejora para su negocio en Puerto Escondido.

La ocupación hotelera también ha disminuido mucho, algunos hoteles ubicados en las áreas principales -Adoquín y zona residencial han tenido ocupación entre dos y cuatro habitaciones… es lento… pero dicen que ¡al menos están abiertos! Las últimas dos semanas han estado mejor las ocupaciones los fines de semana, es lento.

¿Quién viene a Puerto?

Ahora no llegan tantos turistas como normalmente, el turismo tradicional está desactivado. Algunos llegan manejando desde San Luis Potosí, Cuernavaca, Baja, para dar una idea.

Estamos recibiendo un nuevo tipo de visitantes: los mexicanos que huyen del COVID desde las grandes ciudades y que vienen a quedarse una temporada a trabajar y vivir. Los llamamos nómadas, gente de CDMX, Queretaro, Guadalajara, Monterrey .

A veces hay tantos trabajando que hay una saturación de internet y colapsan la conectaron, el internet se vuelve muy lento y a veces no hay ‘nada nada limonada…..’

Pero así son las cosas de la vida.

También he visto personas de EU, vi a una familia francesa manejando un RV, un búlgaro en motocicleta y argentinos, chilenos, ingleses y ucranianos rentando autos, ¡piensan que están en el paraíso!

Afortunadamente, los viajes en autobús son cada vez más comunes, com frecuencias regulares de ADO, Estrella Blanca y Costa mar .

Entre julio y noviembre 2020, no hubo servicio de pasajeros, únicamente de paquetería DHL, Estafeta, Mex post Federal Express y Amazon .

Otro sector con un fuerte impacto fue el turismo religioso para los mexicanos, el cual es importante para la economía de la región. Juquila, el santuario católico situado a cuatro horas al norte, solo es accesible en carro y muchos locales no cuentan con él. Además algunos pequeños poblados han permanecido « cerrados » por temor a los contagios.

La buena noticia es que los hospitales tienen baja ocupación y la menor desde el inicio, en esto influye también que hay menos casos de COVID-19 en los poblados al rededor.

Lo malo es que hay FIESTAS, que violan el distanciamiento social e incrementando el riesgo, por ejemplo, en Chila celebraron su fiesta tradicional en febrero y ni el gobierno lo pudo controlar.

Las escuelas están cerradas y los niños pasan mucho tiempo en whatsapp y un 60% de los estudiantes usan computadora. Fuera de Puerto, motos tienen acceso a un teléfono inteligente ni computadora, eso es costoso.

No hay mucho empleo, como en el resto del mundo del turismo.

Los protocolos COVID son seguidos y respetados por tiendas, restaurantes, hoteles, supermercados, hostales y cabañas, puedes estar seguro de eso.

Este texto fue elaborado por una gran conocedora y amante de Puerto Escondido, Gina Machorro es un personaje que enriquece la visita a este paraíso. La Diosa de la información, como también es conocida, ofrece unas visitas increíbles llenas de pasión y mostrando la esencia y grandeza del lugar. Búscala en sus redes sociales como Gina Machorro o en cualquier buscador como Gina In Puerto.

Gina en su tour por el Mercado Benito Juárez, un recorrido imperdible

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s