NANACAMILPA, un reino fungi muy cerca de la CDMX

Nanacamilpa en Tlaxcala, quiere decir tierra de hongos en náhuatl y es reconocido por muchos viajeros como el sitio por excelencia para el avistamiento de luciérnagas, las cuales están presentes una breve temporada, lo que no todos saben es que en este mágico bosque surge otra maravilla: se llena de infinitas especies de hongos, desde los clásicos champiñones (Agaricus Bisporus) hasta los tipo “Mario Bros” (Amanita Muscaria). 


Para convertirte en experto del Reino Fungi, guías certificados que han adquirido su sabiduría de generación en generación diseñaron una caminata para llevarte a recolectarlos, pero, antes verás el despertar del bosque. 

Aún con el alba, la expedición parte de Glamping Octli para encontrarte con los senderos que internan en el bosque hasta donde se ubica un mirador. 

En total silencio se aprecia cómo el astro rey va haciendo su aparición; cómo las aves comienzan a comunicarse con su trinar; cómo el viento agita suavemente las ramas de los árboles y, con un poco de suerte, hasta el aullido de un coyote. 

Una vez que el sol baña por completo el bosque, es momento de colgarse una canasta en el brazo y adentrarse en el Reino Fungi. 

Hay que estar muy atento a cada explicación, pues algunas especies son tóxicas o alucinógenas. Éstos se quedan en su lugar y solo se recolectan los comestibles: setas, champiñones, escobillas… Toda una exploración que dura cerca de dos horas.

Muchas veces para poder extraer los hongos, los participantes tienen que escarbar entre el pasto, ramas y musgo. 

Una vez que la canasta se llena, los visitantes se dirigen a un restaurante operado por los mismos guías y cocinan un delicioso desayuno con los hongos recolectados. 

¿Cuánto cuesta?
500 pesos por persona, incluye desayuno. La experiencia se ofrece a partir de dos personas. La temporada de hongos en Nanacamilpa culmina en diciembre. 

¿Qué es Glamping Octli?
Este nuevo concepto de acampar con lujo está internado en un campo magueyero, pues Nanacamilpa es el corazón de la producción de “la bebida de los dioses” en todo el país: el pulque. 
Así, entre magueyes y tupidos pinos, se distribuyeron ocho tiendas tipo safari para experimentar una tendencia en viajes: el glamping. 

Cada tienda de campaña tipo safari de Glamping Octli fue decorada con las más finas artesanías creadas por manos tlaxcaltecas, desde ropa de cama tejida en telar de cadera, hasta amenidades elaboradas con ingredientes orgánicos, como agave y jengibre.  

Para mayor confort, las tiendas están colocadas sobre una plataforma de madera y equipadas con una cama matrimonial, baño privado con ducha caliente, lámparas e internet inalámbrico. Sin embargo, la iluminación es tenue y cálida para no generar contaminación lumínica. Además, cada una cuenta con su propia terraza. 

Adicional, Octli, que en náhuatl significa “pulque”, ofrece servicio de restaurante, fogatero comunal y áreas privadas de asadores y fogatas, ya que pueden ingresar con sus propios alimentos. 


Ya que estás ahí, aprovecha y disfruta los servicios adicionales: tour pulquero, temazcal, vuelo en globo y taller de apicultura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s