Presentan en Palacio de Bellas Artes los libros “Nellie Campobello. Mujer de manos rojas” y “Las manos de mamá”

Integrantes del presídium consideraron que ambas obras resultan fundamentales para dimensionar la importancia de la autora y formadora artística duranguense en la cultura mexicana

En la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes e la Ciudad de México, se realizó la presentación de los libros “Las manos de mamá” (1937), escrito por Nellie Campobello y “Nellie Campobello. Mujer de manos rojas” (2013), este último editado por la Secretaría de Cultura de Chihuahua, como parte de su programa editorial de la colección Bárbaros Ilustrados.

El evento fue convocado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Literatura (CNL), en conjunto con la Secretaría de Cultura de Chihuahua y el Instituto de Cultura del Estado de Durango (ICED).

La secretaria de Cultura de Chihuahua, Rebeca Alejandra Enríquez Gutiérrez, y la directora del ICED, Socorro Soto, formaron parte del presídium junto al historiógrafo chihuahuense Jesús Vargas Valdés y la escritora Flor García Rufino, ambos coautores de “Nellie Campobello. Mujer de manos rojas”, y en representación del INBAL la subdirectora general de Bellas Artes, Laura Ramírez Rasgado.

En tanto, Socorro Soto destacó la labor de investigación que los biógrafos plasmaron a través de 20 años de trabajo y 600 cuartillas reunidas en Nellie Campobello. Mujer de manos rojas, y recordó que María Francisca Moya Luna, el nombre original de Nellie, nació un 7 de noviembre de 1900, en Villa Ocampo, Durango.

Jesús Vargas Valdés y Flor García Rufino, coautores del volumen que recopila imágenes, datos y testimonios de la también poeta y precursora del Ballet en México, indicaron que la herencia cultural de Nellie Campobello es de gran magnitud y destacan la formación empírica y trascendencia de la artista en un entorno complejo como el del México revolucionario, cuestión que se vio reflejada en el carácter social de su obra y legado.

García Rufino recordó el carácter y el quehacer artístico que Nellie Campobello desarrolló en México a través de la disciplina dancística, con la cual intentó hacer una danza con un contenido social. “Ella formó a la mayoría de las bailarinas creadoras de danza que posteriormente dieron crecimiento a la danza nacional. Además de ser su maestra les enseñó a luchar.

Personajes como Amalia Hernández, Josefina Lavalle, Guillermina Bravo o Ana Mérida, dijo, crecieron con esa formación no solo en la danza, sino también como mujeres que tenían que enfrentarse a un sistema y defender sus proyectos.

Jesús Vargas Valdés reconoció que la obra de Nellie Campobello se ha dado a conocer en buena parte gracias al esfuerzo de los estados de Durango y Chihuahua.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s