5 tradiciones que no sabías que ocurren en Navidad y Año Nuevo en Japón

La nieve sobre las puertas rojas de los santuarios, templos y campos rurales se apodera de Japón en una de las temporadas más esperadas del año para los turistas. El invierno anuncia la llegada de festividades que nos invitan a descubrir rituales tradicionales, para una nueva experiencia de viaje.

En Japón suele celebrarse la Navidad de un modo distinto que en América Latina, aunque no se considera un día festivo como tal y la mayoría de la gente trabaja con normalidad; es una oportunidad especial para aquellos que laboran en restaurantes, bares, tiendas y parques temáticos, pues suele ser una jornada muy ocupada, ya que los amigos y parejas se reúnen para compartir en esta fecha.

  1. En Japón los niños esperan la visita de Papá Noel
    Si bien no es común el intercambio de regalos, los niños esperan la llegada de Papá Noel mientras duermen durante Nochebuena, para despertar con obsequios en la mañana de Navidad. La noche del 24 de diciembre, las familias o amigos se reúnen en espera de Papá Noel y hay una canción que ha tomado popularidad a lo largo de los años en esta fecha, X-mas Eve de Tatsurō Yamashita.

Además, los parques temáticos para niños ofrecen actividades navideñas para que los más pequeños disfruten al máximo de estas fechas.

  1. Es el momento ideal para compartir platillos y postres peculiares
    Una tradición común es comer pastel en Navidad, el más popular en la región es el de fresas; es tal su demanda que suele ser apartado con semanas de anticipación; “kurisumasu kēki” es un pastel con nata y chocolate en un bizcocho esponjoso, donde suelen colocar abundantes fresas, que dan como resultado un dulce postre.

Curiosamente, en lugar de comer pavo, el pollo de Kentucky Fried Chicken (KFC) es un banquete navideño popular en Japón, pues es el resultado de una exitosa campaña de mercadotecnia lanzada en los años 70’s. En la Navidad de 1974, KFC estrenó un menú especial para ese día, el resultado fue tan bueno, que año con año se fue convirtiendo en una costumbre que podría ser considerada como una tradición.

  1. Japón brilla en esta temporada
    Las mejores iluminaciones de invierno se pueden encontrar tanto en las ciudades como fuera de las áreas metropolitanas. La experiencia nocturna de Nabana no Sato en la Prefectura de Mie, en el balneario de Nagashima, es una de las mayores y mejores iluminaciones invernales del país. El parque cuenta con el famoso túnel de luces, el cual es creado por 1.2 millones de bombillas de luz y mide unos espectaculares 200 metros de largo, que te transportará a otro mundo, haciéndolo un popular destino para tomar fotos en esta temporada.

En Nagasaki, existe un popular parque temático holandés, Huis Ten Bosch, que se llena de brillo durante el invierno gracias a más de 13 millones de luces. Esta iluminación cuenta con varias de las mejores vistas nocturnas de Japón, como la cascada de luces de 66 metros de altura, un dragón eléctrico, una calle de globos 3D y un zoológico iluminado.

Esta época también es especial para los centros comerciales, restaurantes, hoteles y zonas públicas, ya que estos lugares tienden a exhibir atractivos despliegues de luces y decoraciones nocturnas durante el mes de diciembre.

  1. Año Nuevo, la celebración más importante en Japón
    Año Nuevo es el momento en el que todos los miembros de la familia se reúnen en casa para reencontrarse y disfrutar de platillos y bebidas tradicionales.

En Nochevieja, varios templos del país hacen sonar sus campanas 108 veces para dar la bienvenida al Año Nuevo. Esto se llama «Joya no Kane». Escuchar el sonido de las campanas mientras se espera el comienzo del Año Nuevo es una tradición japonesa que existe desde la antigüedad.

En Japón se comen fideos Soba el 31 de diciembre, a esta tradición se le conoce como «Toshikoshi Soba»; los fideos Soba largos simbolizan una larga vida. Además, los Osechi (cajas de Bento – pequeñas raciones de comida para llevar – especiales), los Mochi (pasteles de arroz) y los Ozoni (plato de sopa con Mochi) se consumen los primeros días de enero, tradicionalmente. Estos platillos representan una vida larga, sana y feliz para el año que está empezando.

  1. Hatsumoude, la primera visita de un santuario al comenzar el año nuevo
    Los japoneses suelen visitar un santuario o un templo el día de Año Nuevo para dar las gracias y rezar por otro gran año. A esta tradición se le conoce como «Hatsumoude», usualmente ocurre durante los primeros tres días de enero.

Los destinos más populares para esta ceremonia se pueden encontrar en el Santuario Meiji o el Templo Sensoji, que son los más concurridos durante esta época. La mayoría de las personas viste con kimonos y recorren con alegría las calles donde pueden encontrar puestos de comida tradicional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s